¿ERES UN HOMBRE MALTRATADO EN TU MATRIMONIO?

27.08.2012 23:02




Cuando la gente piensa en violencia doméstica, normalmente, se refiere a un hombre que agrede a su mujer. Es decir, hay siempre una ecuación donde el sujeto activo suele ser el hombre y la victima la mujer dentro del ámbito doméstico.

Si bien este escenario es el normal y habitual, hay que recordar que el abuso doméstico puede producirse a la inversa. El hombre también puede ser maltratado por su cónyuge, y aunque sea menos corriente, este tipo de abuso sigue siendo un crimen que en la mayoría de los casos queda impune.

El motivo suele ser la vergüenza o culpa que acompaña al hombre cuando es víctima de este tipo de relaciones. En nuestra cultura occidental, la imagen de un hombre golpeado por su esposa produce hilaridad, es decir, risa. Pero si te encuentras en una situación de este tipo en la que tienes miedo de tu propia seguridad personal debes considerar qué hacer.

Es evidente que a ningún hombre le gusta admitir que está siendo objeto de una relación abusiva. Puede suceder también que estando inmerso en esa desagradable situación, no admitas tu problema.

La violencia física en el hogar familiar suele comenzar con ligeras intimidaciones, aisladas, pero que suelen incrementarse con el tiempo en su intensidad, y lo que aparentemente parecía un episodio único, a la larga, se convierte en algo reiterado.


Examina retrospectivamente alguna de las notas que te vamos a describir, y analiza si realmente estas sufriendo un abuso por parte de tu pareja:

¿Te ha golpeado tu esposa en alguna ocasión? Muchos hombres tratarán de minimizar el que su pareja les haya agredido, y no lo contarán en público por temor a ser ridiculizado. Pero el problema de esos golpes es la reiteración. Si la situación se ha cronificado, y tu pareja te ha pegado con rabia, o te has llegado a sentir gravemente amenazado en tu seguridad personal, deberás pensar en qué tipo de relación matrimonial estas inmerso.

¿Tu esposa te menosprecia o humilla en público? El abusador, con la finalidad de ganar control sobre su pareja, le hace sentir una persona inferior e inútil. Esto, normalmente, genera una dependencia que puede ser gravemente dañina para tu persona.

¿Tu esposa trata de separarte de tu familia y amigos? Una de las acciones más típicas del abusador es la de aislar a la víctima de las personas que la quieren y se preocupan de ella, familia y amigos. Debes de establecer una clara diferencia entre si es tu deseo no comunicarte con tu familia o, por el contrario, te lo impone tu esposa.

¿Te encuentras cada vez más silenciado, tanto en tu relación, como cuando te encuentras en presencia de terceras personas?. Esto podría ser tan claro como la típica escena dónde la esposa te ordena callar, poniéndote en ridículo frecuentemente delante de tus amigos.

Normalmente cuando el maltrato doméstico es recibido por un hombre, éste se niega a hablar del problema con su familia o amigos. Pero lo cierto es que no hay escusa para que se produzca esta reprobable actitud. Cuando el maltrato es reiterado y gana en intensidad, la relación puede estar tornándose especialmente peligrosa para ti. Recapacita.