10 CONSEJOS PARA CUANDO TENGAS QUE CONSULTAR A UN ABOGADO

26.08.2012 20:34




1. Solicita consulta a un Abogado que te hayan recomendado o a otro cuyo sitio Web tenga información clara, precisa y concreta sobre el asunto que te preocupa. Deberás observar qué Experiencia, Formación y Especialización posee.


2. Explícale toda la verdad del asunto, no ocultes ningún tipo de dato, ya que en definitiva, esto puede ser claramente contraproducente para tus intereses.


3. Acude al Despacho, con las ideas bien claras y con la Documentación sistematizada y preparada para poder formular la consulta de modo concreto y eficaz.

El Abogado observará que documentos son relevantes desde su punto de vista y a cuáles no debe prestarles excesiva atención. Es evidente, que toda la Documentación te será devuelta, salvo que deba proceder a su estudio.


4. Deberás determinar con precisión cuál es el objeto de tu consulta, qué es lo que deseas obtener, aclarar dudas, asesoramiento preventivo, una segunda opinión sobre un tema que te está llevando otro Letrado, interponer un posible Juicio o simplemente ver sus posibilidades.

En el caso de que el asunto lo esté llevando otro Abogado, dilo claramente y expón su punto de vista, pues de este modo facilitarás la comprensión el asunto, así como, la segunda opinión.


5. Es claro y evidente, que el Abogado te preguntará sobre algunos aspectos y matices puntuales, intenta ser lo más concreto posible en tus respuestas, a fin de que la consulta en su conjunto sea eficaz.


6. Deberás especificar los Hechos más relevantes y concretos del Asunto Jurídico. Debes tener en cuenta que un Abogado no es un capellán o un confesor, Psiquiatra o Psicólogo, y que estás en ese Despacho para esclarecer tus Derechos y Obligaciones Legales, no para hacer terapia o establecer conversación.

Si lo que necesitas es ser escuchado, tal vez, el especialista adecuado, debería ser un Psicólogo.


7. Si lo que se necesitas es Asesoramiento Jurídico, es evidente que éste es personalísimo, no envíes emisarios, o terceras personas en tu nombre, en todo caso hazte acompañar por la persona que desees, para no ir sólo, siempre oyen mejor 4 orejas que 2.

Siempre que el Asunto no revista privacidad o intimidad que tú creas que lo desaconseja.


8. Recuerda siempre que una buena Consulta Jurídica siempre tiene un precio, la razón es muy sencilla, la buena información tiene un valor.

Una consulta puede resolverte el problema y proporcionarte toda la información y soluciones que deseas.


9. Elige a un Abogado que te diga la verdad, aunque no suene muy bien en tus oídos, es decir, aunque no te guste escuchar las verdades que se te manifiesten.

No prestes atención, al que te diga que te resolverá el problema en dos meses para que le des el caso y te pide una provisión de fondos y deja tu Asunto aparcado en un rincón.


10. Recuerda que tu Abogado, es la persona a la que has encomendado tu asunto, que no tiene un único cliente, que no estás sólo, y por lo tanto, no puedes pretender una dedicación egoísta y exclusiva para ti mismo.