10 COSAS QUE NADIE TE DIRÁ SOBRE EL DIVORCIO

26.08.2012 18:57




Para alguien que no se ha divorciado, el Divorcio nunca es como se imagina que sería.

Aquí tienes unos consejos que podrán ayudarte en tu viaje al Juzgado, o al menos, darte una idea de lo que te espera.


Normalmente podrán no ser aplicables a todo el mundo, pero sirven para muchas situaciones:

1. Lleva más tiempo dejar atrás tu Divorcio de lo que te imaginas o puedes llegar a pensar. Con cada año que pasa lo sientes más lejos, menos importante y más cómodo. El Matrimonio puede ser no para siempre, pero el Divorcio sí lo es.


2. Superar el Divorcio es una experiencia física: es como si desafiases a un remolino o viajases en un vuelo con turbulencias. Afortunadamente, esta situación, suele pasar entre 3 y 9 meses.


3. Nada sale nunca de acuerdo a tu plan, e incluso cuando sucede así es por poco tiempo. La vida después del Divorcio está siempre cambiando y tú no tendrás ningún dominio sobre esos cambios, los cuales no siempre te gustarán pero con los que aprenderás a vivir.


4. La custodia de los hijos y la responsabilidad económica no están siempre unidas, cuando las confundes o las conviertes en causa y efecto, estás presionando a tus hijos.

Parece natural decir: “Si él no paga la manutención a tiempo, entonces los niños no estarán listos cuando los venga a buscar”, o, “No voy a mandar la transferencia mensual si ella y su nueva pareja se van a esquiar”.


5. Nunca superarás el deseo de ser el padre favorito: desgraciadamente en un Divorcio, cuando los padres no están juntos, sus hijos elegirán a uno antes que al otro, eso no significa que seas el menos querido, secundario o menos favorito, pero, puede parecerlo.


6. El Divorcio no cambiará a tu ex pareja: si él o ella tenían mal gusto, eran impuntuales o desconsiderados antes del Divorcio, seguirán siéndolo igual después.

Las cosas que toleraste en el Matrimonio bajo el manto del amor, te enfurecerán en el Divorcio, pero deberás aprender a convivir con ello.


7. El Divorcio, a diferencia del Matrimonio, es para siempre cuando hay hijos: a menos que quieras perder tu posición como padre, tendrás ocasiones familiares, como vacaciones, bautizos, bodas, funerales… en las que continuamente te tendrás que juntar con tu ex a lo largo de los años.

Es más que probable que se te forme un pequeño nudo en el estómago, especialmente cuando no tengas experiencia, esto sólo es conocido por el que ha pasado por lo mismo, nadie más tiene ni idea.


8. Si no odias a tu ex cuando te divorcias, lo harás o dentro de 3 meses o dentro de 3 años. Es casi imposible saltarse este paso, aunque casi siempre, da la sensación de que aparece por sorpresa.


9. El día que tu ex se case, es realmente doloroso. La única cosa peor que escuchar que tu ex se casa otra vez de una tercera persona, es oírlo de tu propio ex.


10. Después de todo esto, ten por seguro que todavía hay algo que se llama “Un buen Divorcio”, sí has leído bien, un buen divorcio. Esto no quiere decir que un Divorcio sea bueno, pero, en ocasiones, puede ser la mejor solución para conseguir salir de una situación realmente conflictiva.


En un buen Divorcio, una familia con hijos sigue siendo una familia, y los cónyuges son los suficientemente cooperantes como para permitir que los vínculos de parentesco continúen.

Lo ideal es que todos los padres que se divorcien lo puedan hacer con respeto y de forma civilizada.