COMUNICADO EL DIVORCIO: ¿CÓMO ACTUAR?

26.08.2012 20:19




Una vez que los padres han comunicado la triste y dolorosa noticia del Divorcio a sus hijos, de la mejor manera posible, se abre un periodo de tiempo incierto, donde los cónyuges, muy posiblemente, no saben cómo reaccionar, ni cuál es el mejor enfoque a tan compleja situación.


Ante la noticia tan desagradable que han tenido que dar a sus hijos, cualquier acto de comunicación afectiva o emocional, puede transmitir todas las explicaciones del mundo.


Es evidente, que tras el primer jarro de agua fría seguirán otras conversaciones con los hijos, unas surgirán espontáneamente, otras vendrán como consecuencia, pero es esencial que vuestros hijos sepan que pueden contar con ambos padres.


Al fin y al cabo, ellos, no se separan de uds., ni tienen ninguna culpa, son uds los que se separan como cónyuges.


Los niños, necesitan tener la certeza de que serán oídos por ambos esposos, que sus anhelos serán escuchados, y que todos sus sentimientos, dudas y temores, podrán ser volcados ante cualquiera de sus padres.


Los esposos, entrarán en una fase, en que necesitarán no sólo comunicarle la triste noticia a sus familiares más cercanos, sino a toda la familia extensa, y necesitarán contar con el apoyo y soporte de su círculo más íntimo.


Debemos señalar que no todos los niños reaccionan de la misma forma, y algunos, pueden desconcertar a sus padres.


Mientras que algunos se sumergen en un mar de preguntas, otros se cierran en el más absoluto de los mutismos y se comportan como si nada hubiese sucedido, ambos comportamientos, son absolutamente normales.


Los padres, deben respetar la forma de actuación de cada niño y facilitar a éstos la expresión de su malestar, sea cual sea la forma en que lo demuestren, siempre que entre dentro de los cauces ordinarios de una lógica de conducta.


En caso de no ser así, y llegar a una situación que se considere impropia o inhabitual, deberá solicitarse ayuda Profesional Especializada, que canalizará los sentimientos del pequeño.


Los esposos deben hacerles saber comprender que papá y mamá están, y estarán, siempre con ellos, pase lo que pase.


Normalmente, los progenitores, deberán solucionar, a continuación, una serie de necesidades puntuales, que pasamos a señalar a continuación:

Deberán evitar un fuerte y brusco descenso en el nivel económico de vida de la familia, siempre que esto sea posible.

No deberán involucrar a los menores en sus asuntos pendientes y no abusar de su apoyo emocional.

Los padres no tienen por qué dejar de jugar y divertirse con ellos.

Deberán intentar mantener a los hijos en el mismo domicilio y en la misma escuela, para no provocarles ningún tipo de confusión.

Mantener, en la medida de lo posible, todas sus rutinas de casa, así como las escolares.

Los niños siempre necesitarán explicaciones ajustadas a la realidad, pero también a su edad y a su nivel de comprensión.

Deberá transmitirse la idea de que los niños no tienen ningún tipo de responsabilidad en la ruptura matrimonial.

Prever un contacto regular con el progenitor que abandone el domicilio familiar, pactándose las pernoctas y vacaciones necesarias, así como todo tipo de comunicaciones esenciales para el desarrollo del menor.