LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA Y SUS EFECTOS EN EL DIVORCIO

27.08.2012 23:00



 

Las mascotas suelen formar parte de la familia, pero sin embargo, son uno de los aspectos más ignorados del proceso de Divorcio.

Estos animales de compañía, al igual que los niños, se convierten muchas veces en parte integral de la misma.

Inicialmente, las mascotas pueden ser la cosa más lejana que haya en nuestra mente, cuando se toma la decisión de separase o divorciarse.

Pero la realidad de la situación esta muy lejos de nuestros pensamientos iniciales y habrá que saber y determinar, quien tiene el derecho legal sobre esos bienes materiales, que son los animales domésticos.

Para aquellas parejas, que no se ponen de acuerdo, los Tribunales consideran que estas son propiedad conyugal, es decir, común y a diferencia de los niños, en que prima el interés superior de este, las mascotas, se dividen de la misma forma que cualquier propiedad material.

Si usted era dueño del animal antes de que su matrimonio comenzase, entonces por lo general se le concederá a usted esta propiedad.

En caso en que los niños estén muy relacionados con las mascotas, estas permanecerán con ellos, a fin de preservar la felicidad de los pequeños.

Pero por mucho que usted quiera que sus animales de compañía se queden consigo, puede haber razones prácticas obvias, en que esto no pueda suceder, como en los supuestos en que usted pase la mayor parte del día trabajando y por tanto no haya nadie que cuide al animal.

Aunque la situación parezca un poco frívola, existen Sentencias Judiciales en España que ya han abordado estos temas, y bien los animales de compañía han sido distribuidos entre ambas partes de la pareja o bien se ha establecido un derecho de visitas del cónyuge que ha salido de la casa, con respecto a estos animales.

Pero en definitiva, si el animal, fundamentalmente los perros, que son muy intuitivos, ha pasado muchos años en contacto diario con una persona y de repente no la tiene para poder jugar con el mismo, el Divorcio aunque suene un tanto cómico, tendrá un efecto psicológico muy fuerte sobre este.